Estudiar una carrera universitaria o técnica no garantiza no llegar a vivir con menos de S/344 al mes. | Fuente: Andina

Estudiar una profesión en una universidad o un instituto no necesariamente significa que se tendrán los ingresos suficientes para no ser considerado pobre.

Así lo hace notar el último informe de incidencia de pobreza y pobreza extrema del INEI, que detalla que el porcentaje de peruanos mayores de quince años que está en situación de pobreza, el 5.4% tiene educación superior no universitaria y el 3% tiene educación universitaria, el nivel más alto de los últimos diez años en ambos casos.

Si bien estas cifras ya habían aumentado en el 2017, este año continuó creciendo el número de profesionales pobres, aún cuando la pobreza a nivel nacional se redujo en 1.2%.

Pobres extremos

El mayor aumento se dio en el grupo de profesionales ya considerados pobres extremos, que pasó de 1.4% a 2.1% en el caso de profesionales no universitarios y de 0.8% a 1% en profesionales con educación universitaria.

En el 2018, ellos reportaron que su capacidad de gasto para canasta básica fue menor a S/183 al mes.

Pobres no extremos

En este caso también aumentaron. En el caso de la educación superior no universitaria, subió de 5.5% a 5.8% y de egresados universitarios pasó de 3% a 3.3%.

Ellos pudieron gastar más de S/183 al mes, pero menos de S/344. Es decir, pudieron sobrevivir con poco más de S/4 mil durante todo el 2018.

De acuerdo con el INEI, entre los profesionales con educación superior universitaria se incluyen profesionales con posgrado.

¿Qué opinas?