Entre un medicamento genérico y uno de marca no existe diferencia respecto a los "principios activos" que son la sustancia a la cual se debe el efecto farmacológico de un medicamento. | Fuente: ANDINA

Para enero del 2020 todas las farmacias y boticas en el país, incluidas las que están dentro de las clínicas, deberán tener una lista de 40 medicamentos genéricos prioritarios disponibles para vender al público, según establece el decreto de urgencia que aprobó el Gobierno la semana pasada.

Genéricos a la venta

El viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell, anunció que, dentro de esta lista hay fármacos genéricos para atender enfermedades de salud mental, hipertensión arterial, infecciones respiratorias, asma y diabetes, entre otros, basados en las enfermedades más frecuentes que padecen los peruanos.

“Cualquier paciente que vaya a una farmacia sea pública o privada pueda pedir un medicamento genérico con denominación común internacional y se lo vendan, no se lo nieguen, porque normalmente llegan a algunas farmacias y les dicen no lo tenemos”, sostuvo Rosell.

El funcionario del Ministerio de Salud señaló que las medicinas genéricas tienen la misma efectividad, calidad y garantía que los denominados fármacos “de marca”, pero su precio es hasta cinco veces menor. Rosell agregó que la lista completa de estos medicamentos esenciales se conocerá el próximo mes.


Critican sanción

El decano nacional del Colegio Químico Farmacéutico del Perú, Marcial Torres, cuestionó que se imponga una multa de hasta 8 mil 400 soles a aquellas farmacias y boticas que no cuenten con la lista de 40 medicamentos genéricos, y añadió que esta disposición beneficia a las grandes cadenas de medicamentos y perjudica a través de imposiciones a los pequeños boticarios del país.

“Acá existe la sensación de que se está trasladando la responsabilidad del sector público para que lo resuelva el sector privado. Hay una situación que tiene que tocarse técnicamente, esos 40 ítems no necesariamente van a reflejar la urgencia de una región”, comentó Torres.

¿Qué opinas?