agua potable
Si el recibo de agua llega regularmente por un monto de S/40.00 y de pronto sube a más de S/ 80.00, es considerado como atípico y el usuario está en su derecho de presentar su reclamo. | Fuente: Difusión

Si tu recibo de agua potable llego con más del doble del monto habitual, esto se conoce como consumo atípico. Según la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), dicho consumo inusual se presenta cuando se supera en más del 100% el promedio histórico de consumo habitual de un usuario. Por ejemplo, si el recibo de agua llega regularmente por un monto de S/40.00 y de pronto sube a más de S/ 80.00, es considerado como atípico.

Ante esta situación, la Sunass precisa que los usuarios tienen el derecho de presentar un reclamo a su empresa prestadora de servicios de saneamiento (EPS).

“Cuando la empresa detecta un consumo atípico tiene la obligación de avisarle al usuario y programar una visita de inspección en el domicilio, para verificar si existen fugas de agua visibles (en caños, inodoros u otros) o no visibles. Si la EPS encuentra fugas evidentes emitirá la facturación que corresponde, en tanto, si detecta fugas no visibles, le dará al usuario un plazo de 15 días para realizar las reparaciones necesarias. Si el usuario subsana estas fallas, tendrá una facturación según su promedio histórico de consumo”, precisó Gabriela Corimanya Jiménez, coordinadora de usuarios de la Sunass.

La especialista agregó que, el usuario puede presentar su reclamo de manera presencial, por la página web o por teléfono, a la empresa que le brinda el servicio de agua potable y alcantarillado. En todos los casos deberá detallar el número de suministro, el nombre del titular, del representante o del usuario efectivo de la conexión, distrito al que pertenece y especificar el tipo reclamo, en este caso, por facturación atípica.


Consejos durante el proceso de reclamo


Cumplir con los plazos: Debemos recordar que los reclamos se pueden presentar hasta dos meses o 60 días calendario, a partir de la fecha de vencimiento del recibo que se desea reclamar.

Solicitar la prueba de contrastación del medidor: A través de esta prueba técnica se determinará si el medidor está operativo o si marca más o menos del consumo real de agua potable.

Colaborar con las visitas de inspección: Si la empresa programa una inspección, tanto interna como externa, el usuario debe brindar las facilidades necesarias, previa identificación del inspector, así como estar presente en la fecha prevista de la inspección.

Presentar pruebas: Es muy importante que el usuario presente todas las pruebas y argumentos durante el proceso de reclamo, como fotos, videos, las actas de inspección, la contrastación al medidor, entre otros.

“Se debe saber que, si el usuario no está de acuerdo con la respuesta de su empresa prestadora, respecto de su reclamo por consumo atípico, tiene la opción de presentar una reconsideración y luego incluso una apelación. Esta última será resuelta por el Tribunal Administrativo de Solución de Reclamos de los Usuarios de los Servicios de Saneamiento (TRASS), de la Sunass, en segunda y última instancia administrativa”, resaltó la representante de la Sunass.