Quispe señaló también que no se fiscaliza si las empresas de transporte interprovincial cumplen con las indicaciones en las medidas de seguridad para los pasajeros. | Fuente: ANDINA

A propósito de la tragedia registrada en el terminal de transporte terrestre Fiori, la ONG Luz Ámbar advirtió que sólo la mitad de terminales en el Perú cuenta con las condiciones para operar.

Asimismo el presidente de Luz Ámbar, Luis Quispe alertó que más de 150 corralones en Lima Metropolitana sirven de paraderos para buses interprovinciales.

Peligro latente

Dijo que mucho de estos terminales tienen la autorización del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

"El lamentable caso de la empresa Sajy Bus que terminó con la vida de 17 personas, podría repetirse en Lima y es que en la ciudad existe más de 150 patios, garajes o corralones, que actúan de manera informa como paraderos de buses interprovinciales, así lo advirtió el presidente de Luz Ámbar, Luis Quispe.

¿Dónde están?

El vocero de Luz Ámbar detalló que estos terminales de transporte terrestre están ubicados en los alrededores de Fiori al norte, en Yerbateros al este de Lima, y Atocongo al sur de Lima.

“Un terminal debería funcionar para realizar el control técnico y de fiscalización, pero además permite la libre competencia entre las empresas de buses. A ello, se suma un control estricto de salidas, que deben de cumplirse, así sea que el bus no se llene, pero se hace ello para un respecto al usuario”, sostuvo Quispe.

Asimismo indicó que según la Ley General de Transporte y Tránsito Terrestre (Ley 27181), el Estado debe promover la construcción de los terminales terrestres en las ciudades, para el transporte de personas y mercancías.

¿Qué opinas?