"La legislación peruana vigente impide revisar compra de Mifarma por InRetail"

La normativa en el país impide que se revisen las grandes fusiones o adquisiciones, que supongan la concentración de un mercado por parte de un grupo empresarial.
Zúñiga indicó que a nivel mundial, la tendencia es de poder condicionar las operaciones de concentraciones, ya que es un control preventivo y no sancionador. | Fuente: RPP

Según la especialista en fusiones empresariales, Tania Zuñiga, la normativa vigente no permite que se pueda revisar la reciente compra del grupo InRetail, dueña de Inkafarma, que ahora controlará las cadenas de farmacias Mifarma, BTL, Fasa y Arcángel.

Ley incompleta

La abogada señaló en entrevista con RPP Noticias que no existen disposiciones legales que revisen las adquisiciones o fusiones que originen la concentración de un bien o servicio determinado en manos de un grupo empresarial.

“Actualmente el Perú tiene una política de competencia incompleta, la autoridad de competencia no puede pronunciarse, autorizar o evaluar una operación de concentración empresarial, por cualquiera de las modalidades contractuales, fusiones, adquisiciones, para poner definir los efectos de estas operaciones en el mercado relacionadas con el consumidor y con el proceso competitivo", anotó en Ampliación de Noticias.

Manos amarradas

Zúñiga indicó que el marco normativo peruano, a través del decreto legislativo N°1034 sólo establece que la autoridad de competencia nacional (es decir el Indecopi) deberá encargarse de aspectos del orden de conductas anticompetitivas y no de otros temas. O sea no tiene potestades administrativas, ni apelables.

"Es decir el Perú tiene una política de competencia incompleta, cuenta solamente con un instrumento de política expost, es decir solamente la supervisión de las conductas en el mercado más no sobre la estructura del mercado, cosa que tendría que solucionarse a través de la introducción de una ley de control de concentraciones empresariales", sostuvo.

Recordó que entonces al país le hace falta una ley que sea aplicable para todo el sector de la economía nacional, pues actualmente el control de fusiones está sectorializado y sólo involucra a las empresas eléctricas.

El gremio de químicos farmacéuticos ha criticado la compra de Mifarma por parte de InRetail, dueña de Inkafarma, porque afirman que la concentración en farmacias podría desaparecer las denominadas boticas de barrio. | Fuente: DIFUSIÓN
¿Qué opinas?