Macroregión norte puede convertirse en polo de desarrollo

Sostuvo ministro de Energía y Minas, Jorge Merino. Indicó que cuenta con potencial de recursos en el sector minero, infraestructura portuaria y agroindustrial.
MINEM

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur, destacó el gran potencial de recursos que ostenta la macroregión norte del país para impulsar su desarrollo, no solo en el sector de la minería, sino también en otras actividades asociadas a la infraestructura portuaria y agroindustriales.

“La macroregión norte tiene ingentes recursos, desde importantes puertos, agroindustria, minería y fosfato, hasta grandes extensiones de tierras para irrigación”, entre otros patrimonios, resaltó el titular del sector al clausurar el IX Congreso Nacional de Minería en esta ciudad, donde participaron más de 800 empresarios mineros de todo el país.

Estos recursos –dijo- pueden desarrollarse en plena concordancia a través de actividades diversas, incluyendo la minería, logrando un dinamismo que permita a la población mejorar su bienestar.

“Tienen (los habitantes del norte del país) la gran posibilidad de desarrollarlos para generar sinergias para un desarrollo territorial que les brinde mejores oportunidades de vida. La macroregión norte es la California del Perú”, remarcó el ministro Merino Tafur.

Durante su exposición sobre “Política de Estado en Minería” destacó que el Perú es un país minero y, por tanto, el propósito del Ejecutivo es llegar a todos los mercados del mundo.

“Hoy en el Perú operan las empresas mineras más importantes del mundo. Nuestra ubicación geográfica con mar y puertos, nos hace ver que nuestra visión de desarrollo y política minera tiene que ser distinta. Ya no podemos hablar solo de un proyecto minero, sino que debemos enfocarnos al desarrollo del país en base a nuestros recursos naturales que, sin duda, son la locomotora de la minería”, indicó.

Reafirmó que para atraer inversiones se debe mantener un marco legal estable, con reglas de juego y políticas laborales claras, que estimulen la competitividad.

“Y sobre todo, a propósito de los conflictos sociales,  tenemos que aprender a que nos vean como un país de paz, un país que dialoga”, remarcó.


El plan anual de nuestro país – añadió Merino Tafur-  “contempla un crecimiento del 6% en los próximos años y nuestra política macroeconómica sigue siendo optimista respecto a las inversiones mineras”.

“Nuestro compromiso es defender las inversiones que están en curso, agotando el diálogo, conversando con las comunidades. A Antapaccay, Toromocho y Las Bambas, le seguirán otros proyectos. Nuestra función como política de Estado es asegurar que estos proyectos se realicen”, subrayó.