Banco de la Nación
La iniciativa anunciada por Pedro Castillo es similar a un proyecto de ley observado en el Gobierno de Francisco Sagasti. | Fuente: Andina

El Banco de la Nación (BN) competiría con las entidades privadas del sistema financiero, como parte de una política que implementará el nuevo presidente de la República Pedro Castillo.

Hoy, en su primer Mensaje a la Nación el jefe de Estado señaló que la entidad estatal deberá estar en capacidad de proporcionar todos los servicios bancarios disponibles, con tasas de utilidad razonables.

Esta medida con la finalidad de hacer que el BN compita en el mercado financiero sin usura.

Previo a ese anuncio el presidente señaló que su gobierno se encargará de acabar con los abusos de los monopolios y consorcios como "cuando las entidades financieras cobran hasta 200% por créditos de consumo".

La iniciativa propuesta es similar a la propuesta del Congreso anterior que planteaba que la entidad estatal pueda ofrecer las mismas operaciones y servicios que las empresas del sistema financiero para reducir las tasas de interés y promover la inclusión financiera.

Esta propuesta fue aprobada en el Pleno del Congreso el pasado 14 de junio, pero recientemente el presidente Francisco Sagasti decidió observar la medida argumentando que la idea de otorgar préstamos implicaría un riesgo de pérdida de recursos públicos "lo que implicaría riesgos a la capacidad de gestionar prudentemente las finanzas públicas".

El anterior Poder Ejecutivo también indicó que con la propuesta se estaba contraviniendo el principio subsidiario del Estado, contemplado en el artículo 60 de la Constitución.