sector agrario
El sector agrario tiene un 82% de informalidad, según Toyama. | Fuente: Andina

Las protestas de trabajadores agrarios en Ica ha impulsado varias iniciativas para derogar la Ley de Promoción Agraria.

Ayer el titular del Ministerio de Trabajo, Javier Palacios, aseguró que el Ejecutivo promoverá la derogación del capítulo laboral de esta ley, con lo que los empleados del sector pasarían al régimen general.

Incluso el Congreso ha pasado a las comisiones Agraria y de Economía la discusión de la derogación total de la ley

Pero, ¿cómo cambiarían sus condiciones de trabajo?

El abogado laboralista Jorge Toyama explica que pese a que la derogatoria de la Ley de Promoción Agraria es un tema importante en agenda, esto no cambiaría totalmente esta situación.

"El sector agrario es el sector con más informalidad, tiene un 82% de informalidad. Una ley no va a volverlo formal", explica.

El experto considera que el Estado debería seguir persuadiendo a los manifestantes para establecer un consenso.

En primer lugar señala que se debería derogar todo el capítulo de laboral de ley.

"Efectivamente tiene que cambiarse algo de la norma agraria, pero con cuidado porque si al trabajador agrario le aplicas al 100% el régimen general puede perder 1/6 de la gratificación", señala.

Según explica, el pago de las CTS y la gratificación es diferente en el sector agro debido a la temporalidad del trabajo.

"Si hoy día un trabajador agrario labora 10 días tiene la parte proporcional de esos 10 días de la 'grati' de diciembre. En cambio si se aplica el régimen general se pierde todo, porque este régimen se tiene que trabajar el mes completo para recibir la sexta parte de la 'grati'", señala.

Además, Toyama indica que la ley sí da a estos trabajadores los beneficios laborales y el mayor problema es el incumplimiento.

"Lo que falta es una mayor fiscalización y convencer al mediano y pequeño agricultor de que tiene que colocar en planilla a sus trabajadores", agregó.

¿Qué indica el régimen general?

La ley de Promoción Agraria establece una remuneración diaria de S/39.19, este sueldo se incluyen las gratificaciones y la CTS. Mientras que en el régimen general el pago de la remuneración mínima vital de S/930 al mes y el pago de gratificaciones y CTS se da aparte.

En el sector agrario el despedido de manera arbitraria dar hasta 45 remuneraciones diarias (RD) por cada año de servicios y en el caso de los trabajadores en el régimen laboral general se da un sueldo y medio por cada año de servicios.