Que tu relación de pareja sea armoniosa con unas finanzas saludables. | Fuente: GETTY

La celebración de San Valentín es un acontecimiento en el que no solo se puede demostrar el amor que se siente a la pareja, sino también puede ser el punto de inicio para emprender metas y objetivos en común que solidifiquen el amor que se tiene.

Es por ello que www.holaandy.com, el primer portal peruano de préstamos por Internet, brinda 5 consejos para empezar a tener unas finanzas sanas en el mes del amor y la amistad.

1. Compartir aspiraciones en conjunto. Antes de hablar de finanzas, es importante sanear primero los problemas personales e individuales. Puede empezar haciéndose las siguientes preguntas: ¿Nos vemos juntos de aquí a futuro? ¿Qué podemos empezar a compartir? ¿Ya es momento de vivir juntos? No es recomendable compartir tarjetas o claves personales, ni llaves del departamento si apenas se está dando los primeros pasos como pareja sólida.

2. Hacer planes. Cuando llega el momento de establecer metas comunes se debe pensar a corto, mediano y largo plazo. Para ello, es esencial la creación de un presupuesto para la planificación de gastos en conjunto. Si se planea contraer matrimonio o vivir juntos, es clave dialogar sobre ingresos, prioridades de consumo, revisar hábitos, etc. al igual que pensar en invertir en proyectos profesionales o en algún negocio.

3. Sanear cuentas personales. Es importante sanear las deudas personales antes de planificar un presupuesto compartido para así empezar desde cero los proyectos que se tenga en mente. 

4. Presupuesto en casa. Si la pareja está casada o viven juntos y consideran que no se está administrando positivamente el dinero, es recomendable redefinir el presupuesto del hogar. Como primer paso se debe hacer un balance de todos los ingresos y gastos que se tiene para dividir los gastos de forma equitativa o según la cantidad de ingreso que cada uno perciba. Es importante respetar los aportes individuales de cada uno, así sea menor.

Además, se debe considerar dentro del presupuesto un ahorro en conjunto para vacaciones o gastos extraordinarios, por ejemplo.

5. Fidelidad financiera. Mantener la fidelidad financiera es un gran reto para la pareja y clave para evitar futuros problemas en la relación. Lo importante es dialogar antes de tomar alguna decisión y disfrutar de la vida en pareja de acuerdo a sus posibilidades. Cada etapa de la relación es diferente y que cada una trae consigo un desafío financiero distinto.

¿Qué opinas?