Jóvenes peruanos ganan poco más del sueldo mínimo. | Fuente: Andina

Cuando el invierno llega al mercado laboral, los que más sufren son los jóvenes. Y su bien en los últimos meses se observa una ligera recuperación en el empleo, para los menores de 25 años la situación todavía es complicada.

Por ejemplo, en los últimos 12 meses a nivel nacional el ingreso promedio de los jóvenes trabajadores menores de 24 años apenas se incrementó en S/2.20, es decir, un 0.2% frente al mismo periodo del año anterior, con lo que la remuneración se ubicó en S/963.7, ligeramente por encima del sueldo mínimo de S/930.

En tanto a los que mejor les fue en cuanto a nivel de ingresos fue a los trabajadores de 25 a 44 años. El sueldo en este grupo de edad aumentó S/74.9 o 4.6% y se ubicó en S/1,713.3. Mientras que, entre los mayores de 44 años, se observó un incremento de S/23.3 o 1.4% a S/1,651.1.

Pero la compleja situación laboral para los jóvenes no solo se observa por el lado de los ingresos. Los menores de 25 años son los que muestran la mayor tasa de desempleo en los últimos 12 meses.

La tasa de desempleo entre los jóvenes menores de 24 años se ubicó en 12.2% entre abril del 2018 y marzo 2019, es decir, más del doble que el promedio nacional (5%).

Pero la situación se agrava si entramos a Lima Metropolitana, la más importante plaza laboral del país. La tasa de desempleo entre los jóvenes menores de 25 años fue de 18.4% entre febrero y abril de este año, es decir, 190,100 jóvenes se encuentran buscando empleo en la capital.

Ahora, por el lado de la informalidad también son el grupo más vulnerable. Según el informe del INEI, ocho de cada 10 jóvenes en el país trabajan en la informalidad, es decir, no recibe ningún beneficio laboral o protección.

 

El Gobierno del expresidente Ollanta Humala buscaba implementar una ley de empleo juvenil, conocida como la ley “pulpin”, que recortaba ciertos beneficios laborales a estos trabajadores con el objetivo de que sean menos costosos para las empresas, pero la norma generó fuertes protestas y tuvo que ser derogada.

Con el ingreso de un nuevo Gobierno se planteó la ley “pulpin 2.0” en el Congreso, que no recortaba ningún beneficio laboral, pero sí la obligación de la empresa de pagar el 9% de EsSalud para estos trabajadores, sin embargo, el proyecto sigue pendiente en el parlamento.

Mientras tanto, queda claro que 8 de cada 10 jóvenes no tienen ningún derecho laboral.

¿Qué opinas?