En el país mensualmente seis de cada 100 empresas que se crean son para evadir impuestos, reveló la Superintendencia Nacional de Aduanas de Administración Tributaria (Sunat).

"Hemos detectado a empresas que se crean como fachadas para emitir y vender facturas. Son mafias sofisticadas que buscan testaferros", señaló la jefa de esta entidad, Tania Quispe.

Detalló que donde se concentran este tipo de operaciones son en los sectores de comercio, servicios y construcción, es decir aquellos que crean mayor valor agregado, para deducir como gasto o crédito fiscal estas facturas.

"A la fecha existen 60 procesos de denuncias en el Ministerio Público y este año se incrementarán. En el 2014 se tuvieron hasta tres sentencias, una de ellas la del alcalde de Trujillo por cadena perpetua", comentó en una entrevista al diario Gestión.

Sin embargo pese al mal panorama indicó que la entidad recaudadora cuenta con herramientas legales que sancionan penalmente estos ilícitos. "Por ejemplo, el resultado de la fiscalización en el sector servicios arrojó una mejora en 154 por ciento en la recaudación producto de las acotaciones".