Empleo
Con esta nueva medida se va a impedir que se exija a los trabajadores estar conectados en todo momento. | Fuente: Andina

Este domingo 01 de noviembre el Poder Ejecutivo prorrogó la modalidad del trabajo remoto hasta el 31 de julio de 2021 y estableció el derecho de los trabajadores a la desconexión digital.

Pero, ¿de qué trata esto último?

La desconexión digital es el derecho de los empleados a no contestar comunicaciones, llamadas, emails, mensajes de texto, WhatsApp, entre otro tipo de comunicaciones de trabajo, fuera de su horario laboral.

De acuerdo con un estudio de Quantico Trends, el 40% de trabajadores encuestados señalaba que veían más desventajas que ventajas en el trabajo remoto, en parte por los horarios no definidos.

Además, en una informe de Global Research Marketing (GRM) un 85% de limeños señalaba que debido al trabajo remoto laboraban más horas que antes de la pandemia.

"Normalmente son ocho horas diarias o 48 horas semanales. Sin embargo -en la práctica- muchos trabajadores actualmente cumplen jornadas de 10, 12 o hasta 14 horas diarias. Se ha perdido ese respeto al cumplimiento a los horarios, es por eso que sale la necesidad de poner límites a estos excesos", señala Percy Alache, director del Área Laboral de PwC, a Gestión.

Ahora, con el nuevo decreto de urgencia, los empleadores no podrán exigir que sus trabajadores realicen tareas fuera de su jornada.

"La desconexión digital tiene tres objetivos fundamentales: el primero es establecer que derecho que tienen los trabajadores en general a no responder comunicaciones de la empresa fuera del horario de trabajo; el segundo es que busca evitar el estrés laboral producto de largas horas de trabajo lo que puede aumentar las enfermedades preexistentes o la aparición de otras y por último, busca la conciliación entre el trabajo y la vida familiar", comentó el laboralista.

La norma señala que la desconexión debe ser de por lo menos 12 horas continuas en un periodo de 24 horas.

Sin embargo, el especialista indica que este parámetro debería ser acordado entre el trabajador y el empleado, debido a que la naturaleza de algunos sectores (como minería, industria o agrícola) impedirían que esto se dé correctamente.

El laboralista también señaló que la norma permitirá identificar a los trabajadores si están debidamente clasificados como trabajadores fiscalizados (con horarios establecidos) y no fiscalizados, ayudando a evidenciar quienes están trabajando horas extras.

NUESTROS PODCASTS

INFORMES RPP: El desempleo se disparó en Lima