Foto
La pandemia fue una oportunidad para muchas personas, incluso familias, para iniciar un negocio ya sea minorista o mayorista. | Fuente: RPP

Múltiples emprendimientos y nuevos empresarios aparecieron en este año de Estado de Emergencia, como una respuesta a la crisis económica generada por la COVID-19. Los pequeños negocios personales y familiares fueron una salida para generar más ingresos

Entre enero y setiembre del año pasado se crearon 152 mil 300 empresas, según la Cámara de Comercio de Lima (CCL), la mayoría dedicadas al comercio minorista y mayorista. Carlos Posada, Director Institucional reveló también que en los últimos 6 meses cerca de 52 mil emprendimientos digitales vieron la luz. 

“A raíz de la pandemia un 55% de peruanos tiene un emprendimiento, no obstante, solo el 23% de ellos son formales, y del total de emprendimientos el 42% se iniciaron durante la pandemia de la COVID-19, los más frecuentes son los relacionados a alimentos. Según el estudio Activa Perú, en el nivel socioeconómico A/B el 45% ha iniciado un negocio, mientras que en el C/D un 35% y 34% ha decidido emprender”, señaló a RPP Noticias.

Con los nuevos negocios, también aumentó la necesidad de los emprendedores de proteger su marca para evitar que otros la copien. María Eugenia Paz, funcionaria de Signos Distintivos del Indecopi, reveló que 27 mil 653 marcas fueron registradas el año pasado

“Los rubros más solicitados o durante todo el año pasado, han sido los rubros relacionados al sector alimenticio, al sector farmacéutico, a prendas de vestir, publicidad y gestión de negocios comerciales y educación”, precisó.

Además, agregó que la mayoría de estas marcas fueron impulsadas por empresarios nacionales. 

Nuevos empresarios y la informalidad

Ocho de cada 10 emprendimientos son informales, según advierte Datum. Frente al desempleo, estos pequeños empresarios usan su ahorro como capital de trabajo y no invierten en capacitación, por lo que la posibilidad de sostenerse en el mercado es reducida. 

Javier Salinas, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico, explicó que estos empresarios deben incorporar nuevas capacidades para impulsar su negocio. Por ejemplo, resistir a las crisis, entender al nuevo consumidor que ahora es digital y estar motivados para encontrar nuevos canales de ventas que hace 10 años eran impensables. 

“¿Cómo les ha ido? Yo diría que no les ha ido mal, han reaccionado mucho más rápido que las grandes cadenas, a la nueva propuesta y la nueva situación de mercado, los que han sobrevivido al 2020, el 2021 lo ven como una oportunidad para afianzar sus nuevos modelos de negocio”, explicó.

Mujeres emprendedoras

Sin duda, la mujer tuvo un rol importante en el soporte económico familiar, en medio de la pandemia por la COVID-19. Solo entre julio y setiembre del 2020 se registraron 47 mil 200 empresas constituidas por personas naturales, de las cuales la mitad son conducidas por mujeres, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).