Estados Unidos continúa siendo la economía más grande del mundo. | Fuente: AFP

La economía de Estados Unidos registró un crecimiento económico del 2,3 % el pasado año, por debajo del 2,9 % de 2018, lo que supone el menor ritmo desde la llegada del presidente estadounidense, Donald Trump, a la Casa Blanca a comienzos de 2017, informó este jueves el Gobierno.

Los datos divulgados por el Departamento de Comercio, en la primera de sus tres estimaciones, indican que la actividad económica estadounidense creció a un ritmo anual del 2,1 % en el último trimestre del año.

Con estos datos, se confirma la progresiva desaceleración económica en Estados Unidos, la primera economía mundial, que comenzó el año con una tasa anual de expansión por encima del 3 %.

Trump había prometido un crecimiento sostenido por encima del 3% al llegar a la Casa Blanca en 2017, para lo cual impulsó una agresiva reforma fiscal que incluyó notables recortes de impuestos para las empresas y, en menor medida, para los trabajadores.

Sin embargo, por el momento no ha logrado este repunte: en 2017 y 2018 la expansión económica de EE.UU. fue de 2,9 %.

Para 2020, los analistas consideran que la tendencia de moderación proseguirá, con una expansión del 2 % anual.

El gasto de los consumidores, que supone dos tercios de la actividad económica, registró en el cuarto trimestre del año pasado un alza del 1,8 %, un notable descenso respecto al 4,6 % previo.

Tensiones comerciales

Por su lado, la reducción del déficit comercial, con un aumento de las exportaciones del 1,4% y una caída de las importaciones del 8,4% en el último trimestre del año, contribuyó a la expansión.

Trump, quien llegó a la Casa Blanca con un agresivo mensaje de proteccionismo comercial, ha cosechado recientemente dos éxitos en este frente con la aprobación del nuevo Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) con México y Canadá; y la "primera fase" de su pacto con China, con el que se logró una tregua en la guerra comercial con Pekín.

"El argumento para una sorpresa al alza en el crecimiento en 2020 se basa en gran medida en una renovada inversión empresarial tras el acuerdo con China", indicó Eric Winograd, de la firma de gestión de inversiones AllianceBernstein.

En este sentido, Winograd destacó que "el mayor impacto de la guerra comercial se ha visto ahí: la inversión empresarial ha sido terriblemente decepcionante el pasado año, dada la estabilidad económica general".

Este miércoles, la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. decidió mantener sin cambios los tipos de interés en el rango de entre el 1,75 % y el 1,5 %, y mostró un "cauto optimismo" ante las perspectivas económicas.

EFE

¿Qué opinas?