Príncipe Harry Meghan Markle
El príncipe Harry y Meghan Markle renunciaron a que su marca global fuera conocida como Sussex Royal. | Fuente: AFP

Un nuevo paso se ha dado en la historia del príncipe Harry y Meghan Markle después de que decidieran renunciar a sus funciones como parte de la familia real británica. Finalmente, los duques de Sussex confirmaron que dejarán de usar la palabra "royal" (real) como parte de su marca. 

A través de un comunicado, publicado en su web, la pareja aceptó la directiva del Palacio de Buckingham. Aunque, recalcan, la reina Isabel II no tiene jurisdicción sobre la palabra "royal" (real) alrededor del mundo; ellos dedicieron alterar su marca "Sussex Royal". No obstante, mantendrá los títulos de "Sus Altezas Reales". 

"Aunque no hay una jurisdicción de la Monarquía o la Oficina del Gabinete sobre el uso de la palabra 'royal' (real) fuera de la nación, los duques de Sussex no planear emplear 'Sussex Royal' o cualquier iteración del término 'royal' (real) en cualquier territorio (ya sea dentro del Reino Unido o fuera) cuando suceda la transición [a fines de marzo]", dice el comunicado. 

El príncipe Harry y Meghan Markle planeaban que su marca global fuera conocida como Sussex Royal, pero esto ya no será posible. En los próximos meses, ellos se proponen crear una entidad sin fines de lucro para la que deberán buscar otro nombre. Asimismo, continuarán con sus anteriores trabajos sociales. 

príncipe Harry y su esposa Meghan Markle
El príncipe Harry y Meghan Markle abandonarán oficialmente sus responsabilidades monárquicas el 31 de marzo. | Fuente: AFP

Si bien los duques de Sussex se encuentran ahora en Canadá, ellos también estarían buscando una propiedad en Malibú para hacer su nueva vida.

SE FIJÓ FECHA 

El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle abandonarán el próximo 31 de marzo oficialmente sus responsabilidades monárquicas, según indicó su portavoz. Desde tal fecha, la pareja dejará de ser representante de la familia real británica.

Además, se informó que, desde el 1 de abril, los duques de Sussex ya no tendrán una oficina en el palacio de Buckingham.

Como se recuerda, la pareja decidió renunciar a sus funciones para adquirir independencia financiera, sin dejar de apoyar plenamente a la reina Isabel II.