El ex sacerdote católico Alberto Cutié negó "cada una de las acusaciones que se han dado en los últimos días" en su contra, entre ellas la de su ex productor quien afirmó que el ex sacerdote es gay.

En un comunicado Cutié le pidió al actor puertorriqueño Osvaldo Ríos que sea su vocero en momentos en los que según el ex religioso, "muchas personas quieren aprovecharse de su verdad para lucrar".

"Y niega cada una de las acusaciones que se han dado en los últimos días y no desea por el momento hablar con los medios, ya que siente un profundo dolor por la forma como se ha manejado toda esta situación", se indicó sin detallar las imputaciones.

Ríos, por su parte, pidió a los medios de comunicación que "hagan un periodismo de altura, objetivo e investigativo. No amarillista".

"Desafortunadamente estamos acostumbrados en el medio artístico a creer que todo lo que se escribe y todo lo que se dice es cierto, dándole espacio irresponsablemente a personas para inventar y difamar, sin antes hacer un periodismo de investigación aun en los programas de farándula", dijo el artista que tampoco dio más detalles.

Recordó que Cutié "demostró a través de los años ser un gran ser humano, ha ayudado a muchos famosos y no famosos; pero al parecer todo esto se olvidó solo por enamorarse y decir la verdad. Él pidió disculpas públicamente cuando declaró que el amor es algo espontáneo y que llevaba mucho tiempo luchando con esa situación".

Cutié, de origen cubano y nacido en Puerto Rico, reconoció que mantenía una relación con su actual esposa Ruhama Canellis, días después de ser capturado besando y acariciando a la mujer en una playa de Miami.

Una revista de farándula publicó 25 fotos de ambos, incluyendo una en la que Cutié tiene su mano dentro de la parte baja del traje de baño de Canellis, de origen guatemalteco.

Las imágenes causaron un escándalo en Miami y reavivaron el tema del celibato en la Iglesia católica.

Ríos dijo que al parecer no fueron suficientes las disculpas de Cutié, un ex sacerdote que gozaba de gran popularidad en EE.UU. y América Latina por sus programas de radio y televisión.

"Se les olvida que es un ser humano y no un robot con sentimientos programados. Les pido a todos aquellos que tienen el poder de los micrófonos que sean comunicadores responsables", expresó el actor.

Robert J. Fiore, abogado de Cutié, también afirmó que los "últimos reportes" sobre su cliente son "completamente falsos, y estamos seguros que serán comprobados como falsos en el momento que se procesen en nuestro sistema judicial".

"En estos momentos ya debe ser obvio que desafortunadamente somos testigos de una estrategia conducida por personas cuya motivación es beneficiarse económicamente con ataques sin sentido en contra de la integridad del padre Alberto y Ruhama Canellis", dijo en el comunicado.

El abogado agregó que esperan que "los medios de comunicación responsables, y las personas sensibles a la verdad dentro de nuestra comunidad espiritual y secular puedan ver la realidad detrás de tantas mentiras".

EFE