Paris Hilton
Paris Hilton denunció los abusos que sufrió en un internado ante el comité del Senado estatal en el Capitolio de Utah. | Fuente: AFP

Desgarrador. Así fue el testimonio que Paris Hilton ofreció ante la Comisión de Justicia Criminal de la Legislatura estatal de Utah (EE.UU.), adonde acudió para denunciar los abusos que padeció en el internado Provo Canyon School al que fue enviada cuando tenía 16 años.

Hablar sobre la escuela ubicada en dicho estado, en la que fue matriculada por sus padres, sigue siendo “aterrador” para la modelo y empresaria, quien el 8 de febrero se definió ante el comité como “una sobreviviente de abuso institucional”.

Hilton alegó que los estudiantes de Provo Canyon School fueron “inmovilizados, golpeados, arrojadas contra las paredes, estrangulados y abusados sexualmente con regularidad”. De ahí que, actualmente, ella exija la creación de un proyecto de ley que vigile este tipo de instituciones.

A raíz de su traumática experiencia, la heredera de la cadena de hoteles Hilton sostuvo que pretende hablar “en nombre de los cientos de miles de niños que actualmente se encuentran en centros de atención residencial en los Estados Unidos”.

Como se recuerda, la antigua protagonista de “The Simple Life” se refirió por primera vez a este oscuro episodio en su vida durante el documental “This Is Paris”, que se estrenó el año pasado en el mes de septiembre y, actualmente, está disponible en YouTube.

“UNA PESADILLA RECURRENTE”

De acuerdo con Paris Hilton, durante los últimos veinte años ha “tenido una pesadilla recurrente”, que consiste en que “dos extraños” la secuestran en medio de la noche y la registran sin ropa y, luego, la encierran en una instalación.

Ojalá pudiera decirles que esta pesadilla inquietante fue simplemente un sueño, pero no lo es”, sentenció en alusión a los 11 meses de encierro en los que fue abusada psicológica y físicamente en dicho internado.

Sin un diagnóstico, me vi obligada a consumir medicamentos que me hicieron sentir entumecida y agotada. No respiré aire fresco ni vi la luz del sol durante 11 meses”, relató la socialité. Pero el peor momento que pasó en Provo Canyon School era a la hora del baño.

“Cada vez que usaba el baño o me duchaba, se monitoreaba. A los 16 años, cuando era niña, sentí sus ojos penetrantes mirando mi cuerpo. Era solo una niña y me sentía violada todos los días”, contó.

Los testimonios de Hilton y otras personas ante las autoridades consiguió que el proyecto de ley fuese aprobado por unanimidad en Utah. Aunque ella busca elevarlo a nivel federal. “Este es solo el primer paso”, afirmó la celebridad a la prensa. “Este proyecto de ley, definitivamente, ayudará a muchos niños, pero hay más trabajo por hacer y no voy a detenerme hasta que ocurra el cambio”.