EFE

Nuevamente el actor Charlie Sheen está envuelto en un escándalo. En Washington, Estados Unidos, la prensa local informa que las autoridades ya investigan quién autorizó la escolta policial que acompañó al actor desde el aeropuerto internacional Dulles (Virginia) hasta la ciudad donde Sheen tenía planeado asistir a una función.

Según el canal MSNBC, la portavoz del departamento de policía Gwendolyn Crump indicó que la unidad asuntos internos del departamento está investigando el incidente sucedido el jueves.

La policía de Washington escoltó al actor desde el aeropuerto utilizando las sirenas y las luces de emergencias para acompañarlo al teatro donde tenía la función de su nuevo espectáculo: "Violent Torpedo of Truth: Defeat Is Not an Option".

Sheen llegaba casi una hora tarde a la cita y mientras se dirigían a casi 130 kilómetros por hora al teatro, tuiteó la experiencia e incluso envió una foto del cuentakilómetros.

"Los ciudadanos del Distrito no quieren ver cómo sus fuerzas policiales escoltan a ciudadanos privados", protestó el concejal Phil Mendelson, presidente del comité que supervisa a la policía de Washington DC.

Mendleson señaló que se reunió con la jefe de policía de Washington Cathy Lanier el jueves y Lanier no autorizó la operación policial, mientras el diario Washington Post se cuestiona cuán famoso tiene que ser uno para recibir escolta.