La reciente revelación sobre el lesbianismo de la actriz Meredith Baxter, quien interpretó a la mamá de la serie de los años ochenta, Family Ties; ha hecho eco en las historias de otras celebridades que se han visto obligadas a discutir públicamente su sexualidad, después que un chisme o especulación los pusiera en el ojo de la tormenta.

Un repaso de estas revelaciones

El publicista de Meredith Baxter, Howard Bragman, explica que el tiempo fue el correcto para que la actriz "saliera del clóset", aunque ella viene manteniendo una relación con una mujer, desde hace varios años.

Bragman ha estado guiando a celebridades gays a que hablen públicamente sobre sus sexualidades, desde que el actor, Dick Sargent, quien interpretó a Darrin Stephens en Hechizada (Bewitched) hiciera lo propio en 1991.

"Cuando una celebridad está siendo acosada por los medios de prensa, uno quiere adueñarse de la historia, y no que la historia se adueñe de uno", afirmó Bragman, según CNN.

La comediante y anfitriona de talk shows, Ellen DeGeneres, utilizó su serie "Ellen", para revelar su homosexualidad, en 1997.

Mientras que el actor, Neil Patrick Harris (mejor conocido como Doogie Howser), habló por primera vez, y públicamente, sobre su homosexualidad, en una entrevista ofrecida a la revista People en el 2006.

Aunque muchos artistas son muy cautelosos en reveler detalles privados sobre sus vidas o sus verdaderas identidades, debido a que dichas revelaciones podrían perjudicar los roles que van a obtener en el futuro.

Tal y cómo el actor inglés, Rupert Everett, recientemente afirmó para el diario The Observer.

"No le recomendaría a ningún actor, si en verdad está pensando en el bienestar de su carrera, el salir del clóset", dijo.

Pero, por otro lado, para algunos artistas, la decisión de revelar sus verdaderas identidades al mundo, no dependió de ellos.    

El actor, Danny Pintauro por ejemplo, quien encarnó al hermano pequeño en la serie Quién Manda a Quién (Who"s the Boss), afirma que el diario National Enquirer puso al descubierto la historia sobre su homosexualidad, mientras él era un estudiante en la Universidad Stanford, hace más de 10 años.

Después de ello, el actor aceptó ser entrevistado sobre el tema, ofreciendo una perspectiva un tanto filosófica sobre el incidente.

"Si no hubiera sido el Enquirer, hubiera sido otro medio. En realidad estuve feliz de que mi secreto finalmente se conociera", contó.

Pintauro afirma que su revelación no perjudicó su carrera como actor, pero sí confesó que causó gran impresión en la industria de Hollywood.

"Todas las personas del país sabían que soy gay, por lo que el intento de interpretar a una persona heterosexual fue muy difícil. Y no estaba seguro de si quería hacerlo, porque me siento muy cómodo siendo gay", añadió.

Similar a la historia del actor, Mitchell Anderson, quien interpretó al profesor de violín, Ross Werkman, en la serie de 1990, Party of Five. Anderson salió del clóset públicamente en 1996.

"Creo que me ayudó como actor y no creo que mi carrera se haya visto perjudicada de alguna manera", contó.

De acuerdo a Bragman, el mundo continuará descubriendo historias como las de estos artistas en los próximos años, añadiendo que serán historias reveladas por muy famosas celebridades de Hollywood.

"Vivimos en una sociedad muy transparente. Los secretos ya dejaron de existir en nuestro mundo", finalizó.