Francesca Maldini
Madam recibe El Chifón de Oro como reconocimiento a su generosidad. | Fuente: América Tv

El bingo de los González está a punto de empezar en Las Loma y Francesca mira toda la escena desde su terraza. Y se queda extrañada porque Charo, Teresa, Alejandro, Joel y los demás integrantes de la familia la miran sonriendo y la saludan con mucho cariño. La señora Maldini no entiende lo que pasa por lo que llama a Monserrat para que le explique a qué se debe todas esas muestras de afecto.

“¿Qué se supone que he donado al bingo?”, le pregunta. “Un carrito sanguchero”, responde la mucama. “Pues qué bien, ese carrito sanguchero saldrá de tu sueldo”, le dice y luego de ordena a Peter que saque el auto porque no quiere quedarse en su casa. Peter le ha comprado a Monserrat 500 cartones de bingo con la esperanza de que se saque el carrito sanguchero que después podrá vender y así su sueldo no se verá afectado.

Alejo
El padre de Charo se encarga de animar el bingo de los González. | Fuente: América Tv

Francesca, Emilia, Nicolás y Peter salen de la casa Maldini pero los González se dan cuenta que no pueden dejar que se se vaya. Charo se acerca y le pide que no se vaya porque le han preparado un homenaje debido a su generosidad. Incluso le pide que baje del auto pero Francesca se niega a bajar. Nicolás le pide que baje mientras Alejo inicia la animación del evento. Hasta la invita a subir al escenario. Charo le entrega El Chifón de Oro, es decir un queque forrado en platina dorada.

Monserrat
La mentira de la mucama queda descubierta por Charo. | Fuente: América Tv

Francesca dice que le parece demasiado que le rindan homenaje. “Y solo porque doné un carrito sanguchero”, dice. Monserrat se pone nerviosa y Charo se da cuenta de que algo no anda bien. Y entonces le va a preguntar por qué Francesca mencionó el carrito sanguchero. “Y es que a la señora le patina el coco”, responde. “¡Ay! ¡Dejé el agua hirviendo en la cocina!”, grita y sale corriendo.


Sepa más: