Twitter @ChrisLejarazu

Japón es conocido por tener una cultura de mucha solidaridad y de ejemplo. En el Mundial Brasil 2014 eso ya se demostró en el primer partido que jugó su selección ante Costa de Marfil.

Acabado el encuentro, que quedó 2-1 a favor de los africanos, los hinchas de Japón recogieron toda la basura que habían dejado en la tribuna y la botaron a los tachos de basura, como debe ser.

En cada uno de los estadios de Brasil 2014, los hinchas compran comida y bebida y dejan botada toda esa basura. La única hinchada que hasta el momento ha demostrado educación ha sido la japonesa. Qué ejemplo.