El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indultó un pavo como parte de la tradición por el Día de Acción de Gracias, la mayor fiesta norteamericana.

El mandatario perdonó a Gobler, un pavo de 20 kilos y 29 semanas en el jardín Rose de la Casa Blanca, en una ceremonia junto a su esposa Michele Obama e hijas Sasha y Malia.

El pavo fue escogido de una serie de propuestas hechas por escuelas primarias de estado de Virginia, donde fueron criados.

Este año fue la primera vez que las familias estadounidenses votaron, a través de la página de la Casa Blanca, cual pavo sería indultado.

Luego de ser perdonado, el pavo será llevado a Mount Vernon Estate de Gardens, Mount Vernon, donde vivirá en un espacio especial para él.