Las autoridades de Beijing han registrado el primer caso de infección por el virus H7N9, causante de la gripe aviar, en una niña de siete años, informó la agencia de noticias Xinhua.

La niña se encuentra estable internada en un hospital de Beijing, mientras que dos personas que estuvieron en contacto con la menor han sido sometidas a los exámenes médicos pertinentes.

Según la subdirectora del Departamento de Agricultura de Beijing, Liu Yaqing, estas dos personas no han sufrido contagio.

Hasta el momento, se ha reportado la muerte de once personas en China por el brote de esta enfermedad con potencial epidémico.

Este virus afecta principalmente a las aves, pero ha desarrollado la capacidad de infectar a algunos felinos y a algunos mamíferos, entre ellos al ser humano.

Los padres de la niña infectada, quienes el jueves presentaban fiebre, tos, vómitos y cefalea, trabajan en el comercio de aves de corral.

En las últimas 24 horas, las autoridades han confirmado dos nuevos infectados y una víctima mortal en Shanghái, mientras sigue sin esclarecerse el origen de este brote.

Ya son 44 los casos contabilizados hasta ahora, siendo éste el único detectado en Beijing, en el este del país.

Para evitar el pánico social, las autoridades chinas han detenido a más de una decena de personas por difundir rumores sobre la enfermedad, informó Europapress.

EFE