“No se respetó el debido proceso”, afirmó Aldo Cotrina, abogado en Estados Unidos del holandés Joran Van der Sloot, quien ha anunciado que evalúa demandar al Perú ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La defensa de Van der Sloot, el asesino confeso de la joven peruana Stephany Flores, dijo que lo declarado por su patrocinado no coincide con el informe policial.

“Él dijo que solo la asfixió y ahorcó pero el parte dice que ella murió de traumatismo encefalocraneano”, declaró a Willax TV, al sostener que otra persona ingresó a la habitación y dio el golpe mortal a la muchacha.

Por su parte, Edwar Álvarez, abogado de la familia Flores, indicó que las cámaras de seguridad del hotel donde se produjo el crimen no registraron a otras personas.

Aseguró, además, que no hubo vulneración de los derechos de Van der Sloot y prueba de ello fue que el Tribunal Constitucional aceptó el habeas corpus presentado a su favor, pero el órgano jurisdiccional lo declaró improcedente.

La demanda del extranjero tenía por objeto que se declare la nulidad de la investigación fiscal y policial en el marco del proceso penal que se le sigue por el asesinato de la joven peruana.