Estado de albañil amputado es bastante delicado

El accidente que sepultó a obrero Luis Carrera comprometió, además, varios órganos con la agravante disminución de la hemoglobina y una hemorragia abdominal, informó José Fuentes, director del Hospital Dos de Mayo.
Lima
00:00
Foto: RPP
La salud del obrero Luis Alberto Carrera Castro (24), a quien se le tuvo que amputar parte de las piernas a fin de rescatarlo con vida de los escombros que le cayeron mientras laboraba en una obra ubicada en la cuadra 4 del jirón Tarata, en Barrios Altos, es bastante delicada, informó José Fuentes, director del hospital Dos de Mayo, nosocomio al que fue trasladado por la noche tras permanecer más de 10 horas sepultado.

El galeno detalló que se han visto comprometidos varios órganos con la agravante disminución de la hemoglobina y una hemorragia interna, por lo que el joven obrero fue sometido a una intervención de emergencia.

"Su estado es bastante delicado debido a que la caída de la pared ha comprometido varios órganos. Ha generado una disminución de la hemoglobina. Su estado es bien delicado", explicó en RPP.

"Primero se tratará de solucionar el problema de la hemorragia abdominal porque tiene varios hematomas o depósitos de sangre detrás de los riñones como en el mismo abdomen y posteriormente se verán los miembros cercenados", agregó.

Sobre un posible reimplante, Fuentes sostuvo que era casi imposible pues los dos miembros, tanto del pie como el de la parte superior de la pierna derecha que "estaban comprimidos por dos bloques de cemento", fueron prácticamente destruidos.

Finalmente, adelantó que Luis Alberto requerirá tres intervenciones, pero, por lo pronto, se buscará estabilizar su estado e incrementar su nivel de hemoglobina, que actualmente se ubica en grado 4.

Carga con culpa

Ramón Carrera todavía no asimila que hoy tuvo que autorizar la amputación de las extremidades inferiores de su hijo.

Lamentó que en el país todavía existan empleadores que abusen de sus trabajadores y no les brinden ningún tipo de seguridad ni beneficios.

Instó a los responsables del accidente asumir las consecuencias, así como enfrentarse a la realidad y al mal profesionalismo demostrado.