EFE

Nueve personas murieron, entre ellas tres niños, y más de cincuenta resultaron heridas este jueves por la explosión de un coche bomba cerca de una mezquita ocupada por desplazados en la ciudad iraquí de Kirkuk, situada a 250 kilómetros al norte de Bagdad, informó a Efe una fuente de seguridad.

El vehículo, cargado de explosivos, estalló cerca de la mezquita chií Al Meshtabi, en el centro de la ciudad, y entre los heridos figuran niños y mujeres.

Las víctimas eran desplazados de la ciudad de mayoría turcomana de Tel Afar, en la provincia septentrional de Nínive, y de la aldea de Bashir, al suroeste de Kirkuk.

Este atentado se produce un día después de que al menos 32 personas murieran ayer y otras 108 resultaron heridas en diferentes actos terroristas en la capital iraquí, Bagdad.

A los atentados contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad se suma actualmente la ola de violencia como consecuencia de los combates entre las fuerzas gubernamentales y los grupos insurgentes, entre ellos el radical Estado Islámico (EI), en varias partes de Irak.

Al menos 1.737 iraquíes murieron y otros 1.978 resultaron heridos por actos de violencia y terrorismo el pasado mes de julio en Irak, según datos de la misión de la ONU en este país, UNAMI.

EFE