difusion

 Manu Chao defendió los derechos de los inmigrantes y se manifestó en contra de leyes  como la SB1070 de Arizona que desde su implementación,  el año pasado,  se ha convertido en un modelo para que otros estados apliquen normas contra la inmigración ilegal.

El cantante considera que la inmigración indocumentada es un problema mundial y que  todos tienen el derecho de trabajar y buscar el bienestar de su familia

"Como artista puedo expresar mis sentimientos a través de la música y la composición de canciones que hablen sobre los problemas de las comunidades que ha visitado alrededor de todo el mundo y poder llegar a las personas", dijo el intérpete de "Clandestino" considerado un himno para los inmigrantes.

Chao tuvo un encuentro con los medios de prensa,  a las afueras de la oficina del polémico alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, investigado por presuntas prácticas de perfil racial contra hispanos.

Arpaio, quien observó a lo lejos el encuentro, dijo desconocer al artista que se presentó frente a sus oficinas para hablar en contra de la SB1070; y reiteró ante los medios que "solo cumple con su trabajo".
La oficina de Arpaio es la única agencia del orden en Arizona que detiene trabajadores indocumentados en redadas contra negocios locales bajo la ley estatal de sanciones a empleadores.

Durante su más reciente operativo agentes del alguacil arrestaron a tres trabajadores indocumentados en Mesa, bajo cargos de robo de identidad.
Para activistas locales como Tupac Enrique, la presencia de celebridades como Chao son de suma importancia para impulsar una iniciativa a favor de los trabajadores a nivel mundial.

"Queremos hacer un puente desde aquí hasta Europa con esta lucha", dijo Enrique, quien mencionó que en todos los continentes se reportan abusos y violaciones a los derechos humanos en contra de los trabajadores.

* Basada en nota de EFE