Más de 600 pescadores de Chorrillos, que quedaron damnificados por el fuerte oleaje presentado desde las dos de la madrugada del jueves 3 de julio, pidieron urgente ayuda al ministerio de la Producción para que vengan en su auxilio.

Los hombres de mar retiran sus embarcaciones debido, a que el fenómeno en el mar provoco daños en aproximadamente 25 embarcaciones y dos embarcaciones se han hundido y desaparecido, según relataron a RPP Noticias.

Uno de los trabajadores informó que todos los pescadores se mantienen en alerta.

Además, hicieron un pedido para que se les provea de víveres y productos de primera necesidad, que serán destinados a la alimentación de su familia, pues se quedarán sin trabajar por lo menos una semana.

Los oleajes anómalos registrados desde las primeras horas de este jueves en zonas costeras del litoral peruano, alcanzaron su pico más elevado en lo que va del año, generándose olas de hasta cinco metros de altura, informó la Marina de Guerra del Perú.