EFE

El Gobierno de Corea del Sur, acosado por las críticas a su gestión del accidente del ferri Sewol, ha salido reforzado con la victoria del partido conservador Saenuri en los comicios para asignar 15 escaños parlamentarios vacantes, cuyos resultados se han publicado hoy.

La fuerza política de la presidenta Park Geun-hye, el conservador Saenuri, logró 11 de los 15 escaños disputados en los comicios del miércoles, según el recuento final de votos anunciado de madrugada por la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Con un total de 158 diputados sobre un total de 300 los conservadores ratificaron su mayoría absoluta en las elecciones parciales, que contaron con una participación del 32,9 por ciento de los casi 3 millones de surcoreanos de las 15 circunscripciones llamados a votar.

El resultado ha provocado un torbellino en el principal partido de la oposición, Nueva Alianza Política por la Democracia (NAPD), que queda con 130 escaños y cuyos dos líderes, Kim Han-gil y Ahn Cheol-soo, han ofrecido hoy su dimisión tras reconocer la derrota.

Por su parte, la presidenta Park Geun-hye atribuyó la victoria de su partido a las medidas del Gobierno para impulsar la economía y eliminar la corrupción en el país tras el accidente del buque Sewol el 16 de abril.

Las elecciones parciales se interpretaban en general como un nuevo examen al Gobierno tras el trágico hundimiento, que dejó 304 muertos.

El Ejecutivo ha sido duramente criticado por no haber establecido las medidas adecuadas de prevención de desastres, reaccionar tarde y mal, y no esforzarse lo suficiente en el rescate, según la visión de parte de la sociedad surcoreana.

Familiares, activistas y políticos de la oposición creen que el Gobierno oculta datos y decenas de ellos se declararon en huelga de hambre para protestar contra el bloqueo en el Parlamento de una ley que permita abrir una investigación independiente sobre el suceso.

Mientras los dos principales partidos políticos no se han puesto de acuerdo para dar el visto bueno a la ley, parte de los afectados han acusado a la fuerza gobernante Saenuri de bloquear la aprobación aprovechando su mayoría parlamentaria.

EFE