Al igual que nosotros las mascotas también envejecen y ya no podrán salir corriendo a darte el encuentro o saltar detrás de la pelota. Es la ley de la vida nuestros perros o gatos también se harán viejos.  

Susan Nelson, profesora asistente de servicios clínicos de la Universidad del Estado de Kansas, anotó que al envejecer las mascotas se parecen mucho a la gente por las enfermedades que presentan.

Entre los males más frecuentes que pueden presentar están la diabetes, la enfermedad renal crónica, el cáncer, la osteoartritis, la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiaca.

"Al igual que las personas, los exámenes y pruebas de rutina pueden ayudar a detectar algunos de estos problemas, y hacer que el tratamiento sea más exitoso", añadió Nelson.

¿Cuándo llegan a viejos?

La especialista explicó que los gatos de ocho a 11 años (equivalente a entre 48 y 60 años humanos) se consideran como "mayores", mientras que los que tienen más de 12 años caen en la categoría de geriátricos.

Para los perros, depende del peso. Los que pesan menos de nueve kilos se consideran mayores a los ocho años, y geriátricos a los 11. Sin embargo, los que pesan casi 55 kilos se consideran mayores a los cuatro años y geriátricos a los seis.

La revista Health Day News, recomienda que para detectar los problemas cuando nuestras mascotas empiezan a envejecer se les debe llevar a un examen de salud y pruebas de laboratorio semestrales con nuestro veterinario de confianza.