Si tienes o has tenido un perro, seguramente en alguna oportunidad habrás escuchado una de esas frases odiosas e incómodas contra ellos, que inmediatamente te generaron indignación y enojo.

Lo increíble es que muchas veces estas frases las dicen tus conocidos, que saben cuanto amas a tu perro y, en ocasiones, hasta ellos mismos tienen el suyo.

Si oyes una de estas frases, no te enfades y mejor piensa que, tal vez, estas personas no lo hacen con mala intención y simplemente dicen esto porque no han tenido la suerte de formar un vínculo tan profundo y significativo como el que tú tienes con tu perro.