Muchas veces las personas al ver a su perro con las orejas sucias tratan de limpiarlas para evitar una infección al oído, pero lo que no saben es que en ocasiones en vez de solucionar un problema pueden complicarlo más.

Rodrigo Rondón, médico veterinario, comentó que es importante llevar a las mascotas al veterinario para poder ayudarlas de una forma profesional, porque muchas veces al tratar de limpiar una oreja uno puede perjudicar al perro.

"El consejo común es no le toque las orejas a su perro, no trate de limpiarlo en casa porque la gran mayoría de veces en vez de limpiar lo que hacemos es empujar la cochinada más hacia dentro", indicó el especialista.

Sepa más: