Esta Rottweiler apareció en un edificio y un vecino le arrojó agua caliente para botarla cuando la pobre perrita buscaba algo de comida y cariño. Necesita un hogar su situación es terrible.


La perrita está bien flaquita. Los vecinos que viven en el segundo y tercer piso no la quieren porque les da miedo, y le echaron agua caliente para botarla y la perra salio llorando terriblemente.


Una vecina que le da de comer teme que le vayan a dar veneno o que las agresiones pasen a peor. Le está buscando un hogar, pero hasta ahora nada. La perrita es adulta, al parecer, pero no es muy grande. Es bien dócil, cariñosa, educada, y protectora. 


Por favor, si a alguien le interesa adoptarla, llame al 993529680 (Giuliana).