Los conductores de autobús de Londres han votado a favor de convocar una huelga en protesta porque se les niega un complemento salarial por trabajar durante los Juegos Olímpicos de este verano, indicaron fuentes sindicales.

La mayoría de los afiliados al sindicato Unite, que representa a unos 20 mil conductores en la capital británica, ha respaldado la medida, que se llevaría a cabo en una fecha que aún no ha sido precisada si no prosperan las negociaciones con la dirección.

Los conductores de autobús reclaman que se les pague dinero extra por trabajar durante los Juegos -500 libras o 600 euros adicionales por persona al mes-, al igual que se hace con colegas de otros medios de transporte.

Se calcula que durante los Juegos Olímpicos de este año, que se celebran del 27 de julio al 12 de agosto en Londres, la red de autobuses londinense lleve unos 800.000 pasajeros adicionales.

El correcto funcionamiento del sistema de transporte es uno de los principales retos para las autoridades en estos Juegos, entre temores de aglomeraciones y fallos especialmente en el ya sobrecargado sistema de metro.