Roberto Ramírez, réferi portorriqueño que se encargó de arbitrar la pelea por el título mundial de la categoría súper pluma entre Kina Malpartida y Halana dos Santos, reveló que detuvo el combate pues consideró que la brasileña "no estaba respondiendo a la altura" después del quinto asalto.

 

"La pelea fue competitiva hasta el quinto o sexto round, pero en adelante Kina dio golpes sumamente fuertes a la cabeza y me dio la impresión que Dos Santos no estaba respondiendo a la altura que yo esperaba, estaba metiéndose a las cuerdas y por eso se detuvo la pelea", sostuvo Ramírez en declaraciones para el programa televisivo Planeta Deporte.

 

El juez del combate reveló que no le quitó puntos a Kina Malpartida por un presunto golpe bajo que obligó a la "Leoparda" a tomarse algunos segundos para recuperarse en una esquina del cuadrilátero.

 

"La decisión de detener la pelea es un criterio estrictamente del árbitro. No hubo nunca golpes bajos, yo paré tiempo cuando la brasileña necesitaba recuperarse, aquel golpe que le dieron fue accidental", explicó.

 

Finalmente, el centroamericano calificó al evento deportivo como un éxito total, asimismo, consideró que Kina Malpartida y Halana dos Santos demostraron ser boxeadoras de buen nivel.

 

"La velada boxística fue un éxito total porque le público quedó satisfecho. Fueron dos muchachas muy eficientes, muy buenas. Mi estadía en el Perú ha sido muy buena", apuntó el portorriqueño.