A poco de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cabe recordar que hace cuatro años Beijing organizó una fiesta sin precedentes en el estadio Nido del Pájaro, lo que compromente al comité organizador de la edición XXX de las Olimpiadas a realizar una ceremonia igual o superior.

La antorcha olímpica del estadio se encendió luego de que el exgimnasta chino Li Ning fue llevado por el aire a través de dos hilos suspendidos, simulando una carrera con el fuego olímpico y la ilusión de todos los atletas que buscan consagrarse en la cita máxima del deporte.

Ahora en Londres, el organizador Danny Boyle, productor y director de cine británico, tiene la gran misión de superar la marca china que mostró al mundo una sociedad altamente sofisticada con innovación tecnológica.

Boyle ganó en el 2008 una estatuilla como mejor director en la 81 entrega de los Premios Óscar, al igual que un Globo de Oro con la pelicula Slumdog Millionaire.