Al menos 85 policías de tres municipios de Nuevo León, norte de México, fueron detenidos por soldados y agentes federales para investigar sus posibles nexos con la delincuencia organizada, informaron fuentes oficiales.

"Los policías detenidos pertenecen a los municipios de Linares, Villaldama y Sabinas", dijo a Efe una fuente del Consejo de Seguridad estatal de Nuevo León, un estado del norte de México fronterizo con Estados Unidos.

En Linares, la segunda ciudad mayor ciudad de Nuevo León, ubicada a unos 120 kilómetros al sur de esta capital, fueron detenidos 65 efectivos entre policías y agentes de tráfico.

En Villaldama y Sabinas, municipios ambos del norte del estado, fueron cayeron dos decenas de policías.

En el último de ellos ocurrió un enfrentamiento entre personal del Ejército y delincuentes que resguardaban un rancho utilizado como lugar de almacenamiento de droga en el cual murieron tres hombres y una mujer, todos entre los presuntos criminales.

No obstante del lugar al menos otros ocho pistoleros lograron escapar.

En la última semana las autoridades estatales han detenido a aproximadamente 250 policías y jefes de corporaciones de municipios de Nuevo León, estado fronterizo con Estados Unidos, de los cuales más de 35 ya están en prisión por tener vínculos con cárteles de la delincuencia organizada.

Entre las zonas con más agentes dados de baja está el municipio de Santa Catarina, ubicado en la zona metropolitana de Monterrey, la capital de Nuevo León.

Estas acciones suceden en un momento en que los grupos criminales de Los Zetas y el cártel del Golfo se disputan el control del estado, donde en lo que va de año han ocurrido 1.418 casos de homicidios violentos, según datos publicados hoy por el diario Reforma.

Nuevo León, junto con los estados de Chihuahua, con 1.567 homicidios violentos, Guerrero, con 1.348 casos, y Sinaloa, con 1.080 muertes atribuidas al crimen organizado, concentran el 54% de las 10.022 muertes atribuidas a las organizaciones criminales de enero a septiembre de 2011, según el diario.

EFE