Más de 30,000 personas se manifestaron este sábado en un centenar de ciudades de Alemania en solidaridad con la capitana del barco humanitario "Sea-Watch". Asimismo, reclamaron una atención de los migrantes rescatados por las ONGs en el Mediterráneo.

| Fuente: AFP

En Berlín participaron unas 8,000 personas y en Hamburgo unas 4,000, según el colectivo Seebrücke. Marchas, sentadas y concentraciones se realizaron en total en un centenar de ciudades alemanas.

| Fuente: AFP

"El rescate en el mar no conoce fronteras, tanto como nuestra solidaridad ", aseguró la capitana del "Sea-Watch", Carola Rackete, en un mensaje dirigidos a los manifestantes en Berlín.

| Fuente: AFP

"La irresponsabilidad de los Estados europeos me obligó a actuar como lo hice", agregó la joven alemana, que se encuentra en Italia.

| Fuente: AFP

Al mando del "Sea-Watch", Rackete fue detenida tras haber atracado sin autorización la semana pasada en la isla italiana de Lampedusa para desembarcar a 40 migrantes rescatados y bloqueados a bordo durante más de dos semanas.

El martes, un juzgado italiano dejó sin efecto su arresto, argumentando que actuó para salvar vidas.

| Fuente: AFP

Dos investigaciones diferentes, por resistencia a un oficial y ayuda a la inmigración clandestina, siguen en curso en su contra.

| Fuente: AFP

Rackete suscitó una ola de solidaridad en Alemania mientras que se multiplicaron las voces para exigir la acogida de migrantes socorridos en el Mediterráneo.

| Fuente: AFP

Particularmente reclamaron que Berlín asuma a los migrantes actualmente a bordo de dos embarcaciones, el "Alex" -que atracó este sábado en Lampedusa- y el "Alan Kurdi" -aún en aguas internacionales-.

| Fuente: AFP

Con chalecos salvavidas, los manifestantes en Berlín denunciaron la criminalización del rescate en mar y cargaron particularmente contra el ministro italiano del Interior de extrema derecha, Matteo Salvini.

| Fuente: AFP

Rackete afirma haberse sentido abandonada por los gobiernos europeos durante su odisea con los migrantes rescatados. "Mi sentimiento, que es el mismo a nivel nacional e internacional, es que nadie quería realmente ayudar", dijo.

| Fuente: AFP
¿Qué opinas?