Milagro. Meri Yulanda, de 15 años, se reencontró con su familia después de 7 años, cuando desapareció debido al tsunami que ocurrió en el 2004, y su familia la dio por muerta.

También conocida como Wati, la joven vivía en la zona de Meulaboh, cuando ocurrió el desastre natural.

Yusniar binti Ibrahim Nur, madre de Wati, reveló a la prensa que luego de que su hija –entonces de 8 años- se desprendiera de sus brazos cuando intentaba salvarla del agua, esta logró sobrevivir milagrosamente y fue encontrada por una mujer que la obligó a mendigar durante todos estos años.
Según, The Washington Post, Meri no recordaba el nombre de sus padres porque a los 8 años -cuando ocurrió la desgracia- la mayoría de los niños no conocen el nombre completo de sus progenitores.