Foto: Andina
Un total de 69 personas han sido detenidas en al menos seis países europeos, en una operación contra la mafia ruso-georgiana coordinada desde España, informaron hoy fuentes policiales y jurídicas.

La operación, denominada "Java" y cuyas investigaciones comenzaron hace más de un año, está dirigida por el juez Fernando Grande-Marlaska, de la Audiencia Nacional de España, y ha supuesto la detención en varias provincias españolas de 24 personas.

Además de España, la operación se ha desarrollado fundamentalmente en Austria, Alemania y Suiza, donde se llevaban a cabo investigaciones independientes coordinadas por la Fiscalía Anticorrupción desde España, aunque también se han producido detenciones en Francia e Italia.

Los detenidos en España, la mayoría de origen georgiano, tenían negocios "aparentemente legales" y están acusados de los delitos de asociación ilícita, blanqueo, coacciones, extorsiones, tráfico de drogas y tenencia de armas, aunque la imputación final podría incluir también la conspiración para el asesinato.

En España, el grueso de los arrestos se está realizando en Cataluña (noreste) y Valencia (este), si bien también hay actuaciones policiales en otras zonas del país, como Madrid o el País Vasco (norte).
Cuatro de los presuntos mafiosos apresados en España han sido detenidos en la localidad vasca de Getxo (Vizcaya), entre ellos uno de los presuntos "máximos responsables o jefes de la banda a nivel europeo", según informó el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares.

Ares precisó que las detenciones de los cuatro presuntos mafiosos, todos ellos de nacionalidad georgiana, se produjeron este domingo, y que hoy se están registrando sus domicilios en Getxo.
El consejero agregó que la operación, en la que ha intervenido la policía regional vasca (Ertzaintza), sigue abierta.

Los detenidos en España prestarán declaración ante Grande-Marlaska a lo largo de esta semana.
En Francia, tres personas fueron detenidas en la región de París, en Bretaña (noroeste) y en Poitou-Charente (oeste), según fuentes de la gendarmería francesa citadas por la emisora de radio "France Info".

En Francia, la operación está siendo coordinada por la Oficina Central de Lucha contra la Delincuencia Itinerante (OLDI) de la gendarmería que, en principio, buscaba a cinco sospechosos.
Sin embargo, dos de ellos, según la misma fuente, "ya no están en Francia".

Desde el Gobierno español, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, comentó que esa gran operación policial representa la concreción de la "política firme" del Ejecutivo en la lucha frente a la delincuencia organizada.

La vicepresidenta atribuyó la operación al buen trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a la cooperación internacional, al tiempo que recalcó que combatir la delincuencia organizada es una prioridad del Gobierno español.

Esta nueva operación policial contra la mafia rusa es la tercera de gran envergadura que se produce en España contra ese tipo de delincuencia desde el año 2000, tras las denominadas "Avispa" y "Troika", y con ella se supera el centenar de personas arrestadas.

Por el número de detenidos -más de una veintena- y los efectivos movilizados, la "Operación Java" está a la altura de la "Operación Avispa", la mayor realizada hasta la fecha en España y que en una primera fase, en junio de 2005, supuso el arresto de 28 personas.

De hecho, doce supuestos miembros de la mafia ruso-georgiana instalada en España detenidos en el marco de la "Operación Avispa" están a la espera de que la Audiencia Nacional española dicte una sentencia tras haber sido juzgados el pasado mes de noviembre.

-EFE