Foto: EFE
Un jefe de policía del estado mexicano de Veracruz fue asesinado y su cadáver apareció hoy descuartizado en una acción atribuida al crimen organizado, presumiblemente a "Los Zetas", informaron fuentes estatales.

Los restos del delegado de la VI Región de la Secretaría Seguridad Pública, Casto Acevedo Manzano, fueron abandonados delante de una tienda llamada "Mi regalito", en el municipio de Soledad de Doblado, localizado a unos 20 kilómetros del puerto de Veracruz.

De acuerdo con fuentes de Seguridad Pública y de la Fiscalía estatal, el asesinato del comisionado para la región de Paso del Toro se lo adjudicaron "Los Zetas", el brazo armado del cártel del Golfo.

El grupo dejó tirado sobre una colchoneta el cadáver del mando policial, con los brazos, manos, piernas y cabeza seccionados en el mismo lugar, y encima de los restos un mensaje escrito en cartulina donde supuestamente los sicarios se adjudicaban el crimen.

El pasado 3 de noviembre la Policía Federal y el Ejército mataron en una operación lanzada en el mismo municipio donde se encontró al policía a Braulio Arellano Domínguez, alias "El Gonzo", precisamente uno de los líderes de "Los Zetas" en Veracruz.

La acción no es la única de esta naturaleza ocurrida en la zona de México ya que el 5 septiembre del pasado año el entonces delegado de Seguridad Pública de la misma región, Paso del Toro, el general Octavio Rojas Robledo, y su escolta, Humberto Artigas Lara, desaparecieron cuando viajaban a bordo de una camioneta.

Desde entonces se desconoce el paradero de ambos mandos pero la camioneta abandonada calcinada.

Las muertes se suman a la ola de violencia asociada con el narcotráfico y el crimen organizado que en lo que va de año se ha cobrado la vida de 6.368 personas, según datos extraoficiales que hoy publica el periódico El Universal.

EFE