Foto: EFE (Referencial)
Los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (EEI) celebraron hoy desde el cosmos el 65 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, aunque no pudieron seguir en directo el gran desfile militar celebrada en la Plaza Roja de Moscú.

"En tiempos de las estaciones Saliut y después del complejo orbital Mir, organizábamos transmisiones de los desfiles e incluso conexiones en directo con las familias de los cosmonautas, que invitábamos a la Plaza Roja", explicó la psicóloga jefe para el espacio, Olga Kozerenko, citada por la agencia oficial Itar-Tass.

Sin embargo, la EEI carece de los equipos necesarios para recibir la señal y, además, en el espacio no hay satélites transmisores como los que garantizaban la recepción de las imágenes por los laboratorios Saliut y Mir.

Por eso, en la actualidad, los cosmonautas de la plataforma orbital sólo pueden seguir los programas de la televisión rusa en las grabaciones en formato DVD que reciben en las naves de carga.

Asimismo, debido a la "ley seca" que rige en la EEI, sus tripulantes no pudieron brindar a la salud de los veteranos con los "100 gramos del combate", los 100 mililitros de vodka por soldado diarios, aprobados en 1941 por el dictador soviético Iósif Stalin.

Sin embargo, los cosmonautas podrán ver algunas de las mejores películas soviéticas y rusas sobre la contienda mundial que tradicionalmente emiten las cadenas de televisiones en el Día de la Victoria y que forman parte de la amplia filmoteca de la plataforma orbital.

La tripulación actual de la EEI está integrada por los rusos Oleg Kotov, Alexandr Skvortsov y Mijaíl Kornienko, los estadounidenses Timothy Creamer y Tracy Caldwell Dyson y el japonés Soichi Noguchi.

En la parada militar celebrada en la Plaza Roja de Moscú participaron 11.500 soldados, entre ellos por primera vez tropas de los países aliados en la Segunda Guerra Mundial y pudieron verse 159 vehículos y 127 aviones militares.

Entre la treintena de líderes extranjeros asistentes al acto se encontraban la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente israelí, Simon Peres, y el dirigente chino, Hu Jintao.