Foto EFE

Chile pidió este sábado prudencia al gobierno de Perú y afirmó que detrás de la acusación de espionaje no hay una investigación "seria" ni "válida", afirmó la vocera oficial del Ejecutivo chileno, Carolina Tohá.

"Cuando hay denuncias como esta, los gobiernos tenemos que ser prudentes y tenemos que ser serios. No corresponde que haya acciones precipitadas ante antecedentes que no tienen como fundamento una investigación que sea válida", dijo Toha en una declaración en el palacio presidencial de La Moneda.

"La manera en que corresponde actuar aquí es que seamos cautelosos, no hay una investigación seria detrás de estos antecedentes", agregó la portavoz y ministro secretaria general de Gobierno.

Tohá descartó además de plano que Chile haya realizado labores de espionaje.

"Queremos ser muy claros, Chile no espía. Chile es un país muy serio en sus relaciones internacionales. Actuamos con criterios de transparencia y así es reconocido en todo el mundo", señaló.

El jueves se conoció que Víctor Ariza Mendoza, un suboficial de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) que trabajó en 2002 en la embajada peruana en Santiago, se encuentra detenido por el presunto delito de traición a la patria, acusado de espiar para Chile. AFP