Científicos presentan primeros mapas interactivos del continente hundido de Zelandia

El geólogo Nick Mortimer, que lideró el estudio, indicó que estos mapas muestran el origen tectónico del continente Zelandia. Agregó que los mapas darán una imagen precisa y actualizada de la geología de la zona de Nueva Zelanda y el sudoeste del Pacífico.

Mapa
Los mapas muestran la batimetría (estudio de las profundidades marinas) y el origen tectónico del continente. | Fuente: GNS Science

Un grupo de científicos de Nueva Zelanda publicó por primera vez mapas interactivos del continente de Zelandia, situado en el sur del océano Pacífico que tiene un 94% de su masa bajo el nivel del mar.

Los mapas muestran la batimetría (estudio de las profundidades marinas) y el origen téctónico del continente, que cubre unos 5 millones de kilómetros cuadrados y donde están ubicadas Nueva Zelanda y algunos territorios insulares del Pacífico Sur, como Nueva Caledonia.

"Estos mapas proporcionan un contexto nuevo donde se explica y comprende la configuración de los volcanes, los límites de las placas (tectónicas) y las cuencas sedimentarias de Nueva Zelanda", indica este lunes en un comunicado el geólogo Nick Mortimer, que lideró el estudio publicado por el instituto neozelandés de investigaciones GNS Science.

El científico explicó que los mapas son un “punto de referencia científico” para proporcionar “una imagen precisa, completa y actualizada de la geología de la zona de Nueva Zelanda y el sudoeste del Pacífico”.

De acuerdo con investigaciones previas, el continente Zelandia surgió a raíz de la separación del antiguo supercontinente Gondwana hace 85 millones de años, durante la época de los dinosaurios.

Durante este proceso de desunión, que terminó con el casi total hundimiento de Zelandia, se formaron algunas de las fosas más profundas del fondo marino. Su formación de granito, sedimentos y piedras volcánicas muestra similitudes con Oceanía y la Antártida, señalan los expertos.

En 2017, tras años de debate, se concluyó que Zelandia es un continente prácticamente hundido en lugar de un microcontinente o un fragmento continental, como antes se suponía.

Los mapas recientemente publicados, que se irán actualizando conforme se recojan nuevos datos, forman parte de una iniciativa global con objeto de poder disponer de una cartografía batimétrica de todo el fondo marino para 2030.

EFE