El coronavirus parece haberse cebado con dos familias de Quito, cada una de las cuales denuncia 17 contagios entre sus miembros, que no han podido verificar puesto que acceder a una prueba de COVID-19 está siendo para ellos toda una odisea.

| Fuente: EFE

El problema reside en la saturación hospitalaria en la capital ecuatoriana, donde hay registrados 4 650 casos de contagio.

| Fuente: AFP

En las unidades de cuidados intensivos (UCI) existen 234 camas, de las cuales una decena se encontraban disponibles, según un miembro del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

| Fuente: AFP

"Solo nos tomaron la pulsación y nos recordaron las medidas de higiene que debemos realizar y nada más", cuenta una de las mujeres que no ha podido acceder a una prueba. 

| Fuente: EFE

"Dijeron que no tienen pruebas, ni siquiera quisieron hacer el seguimiento", afirma Ibeth Cuesta, otra representante de las familias.

| Fuente: EFE

Ecuador está en emergencia sanitaria desde hace casi tres meses, período en el que se han registrado varios casos de contagios familiares masivos o casos tan dramáticos como el de la periodista guayaquileña Paulina Carvajal, quien, también, por falta de atención a tiempo, perdió a sus padres, esposo y hermano en apenas cinco días. 

| Fuente: EFE

Guayaquil vivió un auténtico drama entre marzo y abril, cuando colapsaron su sistema de salud y servicios fúnebres por miles de positivos y fallecimientos.

| Fuente: EFE

Ni el Ministerio de Salud ni el ECU-911 se han pronunciado sobre los casos al ser consultados por Efe.

| Fuente: EFE