ECUADOR CORONAVIRUS
Se espera que en los próximos días se den a conocer las nuevas medidas que regirán en la ciudad. | Fuente: EFE

La capital ecuatoriana recibió luz verde por parte del Gobierno para iniciar a partir del próximo miércoles, 3 de junio, la desescalada en las restricciones impuestas por el COVID-19, confirmó el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

A través de las redes sociales el regidor precisó que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional aceptó la solicitud de la capital ecuatoriana de pasar de luz roja a amarilla en el semáforo epidemiológico, y que tras 78 días de confinamiento la ciudadanía verá cómo concluyen algunas restricciones.

"He sido informado por el COE nacional que el próximo miércoles 3 de junio la ciudad capital cambiará en el sistema de semaforización por la crisis sanitaria al color amarillo, después de 78 días de confinamiento", manifestó en una grabación en la que aparece conduciendo un vehículo con el rostro cubierto con una mascarilla.

Yunda aseguró en un vídeo difundido en las últimas horas que era momento de "trabajar, de reactivarse y producir" y que el Municipio desarrollará una campaña agresiva de promoción sanitaria, a fin de recordar a la población la importancia del uso de la mascarilla, de mantener el distanciamiento físico prudencial y del lavado a conciencia de las manos.

"En el color amarillo ya no te cuido yo, te cuidas tú", concluyó el alcalde, quien solicitó este martes a las autoridades nacionales la flexibilización de limitaciones en la urbe principal y más poblada del país, hogar de más de 3 millones de habitantes.

De acuerdo al último reporte oficial, el Distrito Metropolitano de Quito registra 3.516 positivos por el coronavirus, y 259 fallecidos, mientras que en toda la provincia de Pichincha, de la que es capital se han confirmado 3.769 positivos. Se espera que en los próximos días se den a conocer las nuevas medidas que regirán en la ciudad bajo el semáforo amarillo, después de que su alcalde pidiera condiciones especiales de prevención por el tamaño de la urbe y el mayor riesgo de contagio.

(Con información de EFE)