El presidente de Ecuador, Rafael Correa, alertó que las bases militares que EE.UU. pretende usar en Colombia y los "intentos separatistas" que surgen en algunas naciones de la ALBA son parte de un plan contra el avance del bloque.

"Hay que estar muy atentos porque, como dice Fidel (Castro), hay una restauración de la derecha", dijo Correa, al citar que un ejemplo de los "métodos cavernarios" de esa situación es el "militarismo primario" registrado en Honduras con el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya el 28 de junio pasado.

"Ya que no nos pueden vencer en las urnas, están haciendo bases militares norteamericanas en Colombia y ahí están los intentos separatistas. Entonces hay que estar muy atentos", aseveró.

Los Gobiernos de Washington y Bogotá están por firmar un acuerdo que permitirá a Estados Unidos utilizar bases militares colombianas, lo que ha desatado fuertes críticas de varios países suramericanos, entre ellos Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Según el gobernante ecuatoriano, la forma de enfrentar esas reacciones de la derecha es con avances mayores y profundos en la integración con un espíritu bolivariano.

EFE