Dos desconocidos cortaron la cara y la lengua a un camarógrafo boliviano del canal Gigavisión, según informó a Efe el director de este medio en La Paz, Álex Arias, quien sospecha que la agresión puede ser un atentado contra la libertad de prensa.

El suceso ocurrió en la madrugada del pasado sábado cuando el cámara Marcelo Lobo fue asaltado al salir de las instalaciones de Gigavisión en la ciudad de La Paz por dos hombres que primero le dejaron inconsciente y después le cortaron la cara, dejándole una herida en forma de 'A' y le produjeron cortes en la lengua.

Según Arias, Lobo se encuentra desde el sábado ingresado en un hospital de La Paz donde será operado para que las heridas le dejen las menos secuelas posibles.

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en La Paz, coronel Alberto Aracena, informó a los medios de que la Policía está investigando el hecho y no descartó que se trate de un ajuste de cuentas.

Pese a que los agresores quitaron algunas pertenencias al camarógrafo, Arias asegura tener 'dudas razonables de que haya sido un atraco común por las características y circunstancias en las que se ha dado la agresión'.

El director de Gigavisión en La Paz dijo que por el momento 'no existen elementos ciertos para decir que es un mensaje' contra el camarógrafo que habitualmente cubre temas de seguridad y terrorismo, si bien "si se reúnen todos los elementos se llega a la conclusión' de que puede serlo.

'Ahora nos preguntamos para quién: para su equipo periodístico, para él y su periodista, para la empresa ó para el gremio', agregó.

El Sindicato de Trabajadores de la Prensa de La Paz emplazó a los organismos de investigación a intensificar las investigaciones para dar con los responsables del hecho.

-EFE