Foto: Shukan Asahi
La popularidad del primer ministro de Japón, Yukio Hatoyama, cayó nueve puntos en el último mes, y registra apenas un 24% de aprobación, según el diario nipón Yominuri Shinbum. Con esas cifras, Hatoyama abrió las puertas de la residencia oficial donde ofreció una parrillada a votantes en un evento llamado "Real Hato Café", en uno de los intentos para dirigirse a los ciudadanos.

El colorido y ochentero atuendo de Hatoyama capturó la atención del crítico de moda Don Konishi, indica CNN México, quien describió su vestimenta como un "desastre para la moda".

El primer ministro japonés vestía una camisa roja, amarilla, verde, morado y azul. Según el crítico, el atuendo colorido del jefe del Gobierno japonés "representa lo que las encuestas ya habían mostrado: Hatoyama no tiene tacto".

"Esta camisa es de los 80 o 90. Sus ideas y filosofía son viejas. Japón se encuentra en una crisis y no la superaremos con un primer ministro como este", precisó en una revista de alcance nacional

Desde la llegada de Hatoyama al poder, en una jornada electoral histórica en la que por primera vez en 50 años, el Partido Democrático desbancó al Partido Liberal, tanto el primer ministro como su esposa han llamado la atención.

La actriz Miyuki Hatoyama publicó un cuento en el que narró que conoció al actor Tom Cruise en una de sus vidas anteriores. La esposa del primer ministro dijo en un programa de televisión que recibe energía al "comerse el sol". Por su parte, Yukio Hatoyama se convirtió en una sensación cuando una canción que grabó décadas atrás, Take Heart, se escuchó en la radio.

CNN México explica que si bien al principio la población japonesa "aceptó los caprichos de los Hatoyama" comenzó un frustrante estancamiento en su administración, sobre todo en lo referente a la base militar de los Estados Unidos en Okinawa.

Para el consultor sobre asuntos de gobierno de Asia Strategy, Keith Henry, las críticas a la vestimenta de Hatoyama podrían "parecer maliciosas e irrelevantes". No obstante, advirtió que "es una mala señal".

"Como político, deseas que la atención esté sobre tu política y tu agenda. Creo que la prensa y los ciudadanos japoneses se han perdido la paciencia con él, al grado que ya o prestan atención a sus propuestas porque no tienen fe en su habilidad para implementarlas", declaró a CNN México.

"La prensa y los medios están empezando a ser quisquillosos sobre asuntos que son verdaderamente irrelevantes para el futuro de Japón pero preveo que eso seguirá. Que no se vista apropiadamente, vaya a los restaurantes equivocados, gaste demasiado en sus comidas o de la manera en que viste su esposa. Va de la política de su gobierno a la política personal. Eso no ayuda a Japón", finalizó el especialista.