Cruz Roja anuncia que hoy FARC no entregará a rehén Alan Jara

Institución aseguró que mantiene un "diálogo positivo y constructivo" con la comisión que asistirá a la entrega, con representantes del Gobierno y otros contactos de las FARC.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció que hoy no se llevará a cabo la misión humanitaria para recibir de manos de las FARC al ex gobernador del departamento del Meta Alan Jara, secuestrado en el 2001 por esa guerrilla.

"No va a haber una salida hoy, pero se va a hacer todo lo posible" para se produzca cuanto antes, dijo el portavoz en Colombia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Yves Heller, ante decenas de periodistas apostados en la ciudad central de Villavicencio.

Aseguró que mantiene un "diálogo positivo y constructivo" con la comisión que asistirá a la entrega, con representantes del Gobierno y sus "contactos indirectos con las FARC".

"Vamos a hacer todo lo posible para llevar a cabo estas dos liberaciones", apuntó en alusión a la entrega de Alan Jara y del ex diputado Sigifredo López, que estaban programadas para este lunes y miércoles, respectivamente.

Las declaraciones del portavoz del organismo internacional se produjeron después de que leyó un comunicado en el que reiteró a las partes la importancia que tiene el cumplimiento de las garantías de seguridad "para el buen término de la misión", que ayer comenzó con la entrega de tres policías y un militar.

Asimismo, recordó que este domingo el jefe de la delegación del CICR en Colombia, Christophe Beney, se reunió con los altos mandos militares para obtener las garantías de seguridad sobre el área en la que se realizarán las liberaciones programadas.

"El CICR mantiene un diálogo constructivo con la comisión para asegurar el acompañamiento de la misión y así lograr el regreso a casa, lo antes posible, del ex gobernador del Meta Alan Jara y del ex diputado Sigifredo López", añadió Heller.

El portavoz subrayó un llamado a la prudencia para continuar trabajando en el marco de la discreción en el que debe primar "el interés por la suerte de las víctimas y de sus familiares".

De igual manera, reiteró "la importancia de la discreción y el manejo prudente de la información para asegurar el término exitoso de estas liberaciones".

El escritor y periodista Jorge Enrique Botero, quien participó en la misión de ayer como testigo, denunció que los helicópteros que les transportaban fueron hostigados por aeronaves del Ejército, pese a que las autoridades se habían comprometido a cesar sus actividades.

Además, dijo a la cadena Telesur que un guerrillero murió y otro estaba desaparecido en el marco de la misión para entregar a los cuatro rehenes, y permitió a un jefe guerrillero hablar en directo por esa televisión desde la zona del departamento del Caquetá (sur), donde se produjo la liberación.

El soldado William Giovanny Domínguez Castro y los policías Walter José Lozano Guarnizo, Alexis Torres Zapata y Juan Fernando Galicia Uribe reconocieron que durante su entrega a la misión humanitaria hubo sobrevuelos de aparatos militares en la zona, pero detallaron que habían respetado "las alturas mínimas".

EFE